Personas que siguen mi blog:)

sábado, 28 de febrero de 2015

Cuando pierdes, aprendes.

Todo ocurrió aquel día. Se trataba de un Sábado que aparentemente parecía normal y corriente, pero minutos después se demostró todo lo contrario.
Las cosas empezaron a torcerse, el sol dejó de brillar durante unos segundos como si estuviera observando la triste situación y los pájaros dejaron de cantar.
Nadie parecía disfrutar jugando al fútbol como siempre y existió un total desacuerdo entre los juegos que se podían jugar con balón .
Que mala suerte que nadie se esté divirtiendo con lo bonito que puede llegar a ser este día —Pensé yo, pero nadie me hacía caso, siguieron jugando con un sabor amargo y sin pensar en divertirse, solo en ganar y sin saber aceptar una derrota.
Cuando solo se piensan en ganar , en ganar , en ganar y con frecuencia ganas, no aprendes a ver lo difícil que puede ser la derrota cuando no estás acostumbrado a perder.
Al fin y al cabo , perder no es nada más ni nada menos que una oportunidad para hacerlo mejor la próxima vez esta vez con más sabiduría y teniendo en cuenta en lo que fallaste la última vez para no volver a repetir el mismo error.
Hay que esforzarse para conseguir nuestros propósitos a base del esfuerzo, de prestar atención y de no cometer los errores anteriores. Nunca hay que hacer fullería porque con esta no engañas al equipo contrario sino a ti mismo y en un partido de verdad no podrás hacerla. Hay que ser justo y reconocer que con esfuerzo y dedicación todo se hará mejor.
En conclusión disfruta cada momento y aunque pierdas, no pasa nada porque perdiendo se gana y se aprende.